PREOCUPACION POR LAS CONSECUENCIAS DE LA PANDEMIA EN LOS NIÑOS

Hace más de 170 días que los niños argentinos están encerrados sin ir al colegio y sin poder ver a sus compañeros y amigos. En estos tiempos de coronavirus, temores y encierro, los pediatras no sólo son importantes para cuidar a nuestros hijos de las enfermedades sino también en su crecimiento y desarrollo.

En los primeros años del niño el sistema nervioso crece y se desarrolla como en ningún otro momento de la vida y presenta gran plasticidad neuronal, por este motivo, resulta muy vulnerable a los factores externos nocivos, así́ como también muy sensible a las intervenciones terapéuticas.

La dilatada experiencia cotidiana de brindar servicios de emergencias y urgencias médicas, nos muestra que el juego es un mecanismo agradable y espontáneo que ayuda al niño a aprender habilidades sociales, motoras y a desarrollar el pensamiento cognitivo, este desarrollo estimula al cerebro a través de la formación de conexiones entre las células nerviosas, permitiendo que el niño sea capaz de sostener un crayón o saltar y correr, trabajando así la motricidad fina y gruesa. Por eso es tan importante que la familia pueda encontrar tiempo para jugar con ellos.

Esta actividad construye vínculos afectivos duraderos, que permite a los padres apreciar la singularidad de cada niño, y también es un reductor de estrés para el exceso de trabajo. Reírse y relajarse es importante tanto para el bienestar de los pequeños como para el de los adultos.

Recomendaciones:

-Aprender coreografias sencillas: bailar es una actividad muy entretenida que favorece la circulación, fortalece los músculos, mejora la flexibilidad y es muy divertido.

-Hacer teatro en casa: preparar junto a los niños una obra de teatro. Aprender los guiones, organizar vestuario y escenario mantendrá muy ocupados a los más pequeños, todo esto hará emerger su desarrollo emocional y creatividad.

-Aprender a tocar un instrumento musical y/ o cantar: es una muy linda actividad que permite alejar a los pequeños de las pantallas.

-Hacer gimnasia en casa: los niños necesitan moverse y gastar energías. No hace falta tener herramientas específicas, con algunas almohadas, mantas, colchonetas y un poco de fantasía se puede crear una sala para hacer ejercicio.

-Hacer galletitas juntos: este tipo de actividades estimulan su creatividad

-Construir una tienda de campaña: la habitación de los niños puede transformarse en un escenario diferente para estimular su creatividad. Con mantas, almohadas y otros materiales que tengan en casa.

  • Hacer experimentos: con pocos materiales y utilizando ingredientes que se tiene en casa pueden montar un laboratorio y jugar a ser científicos. 

-Taller de manualidades: existen miles de opciones, desde pintar mandalas hasta crear esculturas de papel maché, como algo interesante para hacer cada día en la hora de manualidades en casa.

  • Escuchar audiolibros: A los niños les gustan los cuentos y los audiolibros son una buena opción para que pasen un rato más tranquilos.

Tomemos como oportunidad el tiempo que podamos compartir durante la cuarentena, por la pandemia Covid-19, para fortalecer los vínculos y pensar distintos juegos compartidos con los niños. Lo más importante es saber que debemos respetar el aislamiento social preventivo y obligatorio manteniéndonos en casa. 

*La nota es firmada por Mario Clemente. Director Ejecutivo Grupo Emerger

A %d blogueros les gusta esto: