LA CRISIS ECONOMICA EN LAS IGLESIAS Y MINISTERIOS: LA NUEVA REALIDAD QUE PREOCUPA

La novena extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el AMBA junto a la restricción de reuniones sociales de todo tipo a lo largo y ancho del país volvió a poner en jaque la situación en medio de la pandemia. Con más de 120 días de aislamiento, la situación se ha vuelto caótica para más de una iglesia y ministerio que se quedan sin aire y comienzan a ver preocupados su futuro.

Sin ir más lejos, son cada vez más frecuentes las noticias de alquiler o cambio de actividad de las instalaciones donde antes funcionaba una iglesia, ministerio o lugar de reunión. Es que la falta de presencia de la comunidad expone a las claras una situación compleja y lo que son aportes económicos virtuales o contribuciones digitales no es lo mismo que la presentación personal.

Si bien es cierto que una importante cantidad de Pastores logran llegar a su comunidad, la incertidumbre es lo que más preocupa. Se proyecta que cerca del 35 por ciento de las iglesias del AMBA piensan en modificar o cerrar sus lugares de reunión habitual. El motivo principal de esto radica en la falta de certidumbre sobre cuándo se podrá generar nuevamente la dinámica pre cuarentena.

Muchos de los lugares que aun lograron conservar sus instalaciones han tenido que cambiar de actividad para hacer frente a lo que se vive. Incluso, más de uno alquiló el espacio a empresas o fábricas para que sean utilizados como depósitos o espacios de acopio.

Como si esto fuera poco, muchos pastores adelantan que no será sencillo volver a la normalidad. Hay mucha gente que necesitaba la presencia constante de la iglesia y su Palabra y esta demora en el retorno a la actividad no genera más que incertidumbre en los fieles.

Los pronósticos no son optimistas. Pérdida de instalaciones, caida de fieles e incertidumbres sobre el retorno a la normalidad son los problemas de la cuarentena. Solo la oración confiada podrá guiar y aportar claridad en medio de un cielo tan nublado.

A %d blogueros les gusta esto: