EXISTE OTRO MUNDO – Por Mabel Di Rocco *

Antes de que se asusten por el título de esta reflexión, déjenme explicarles un poco a lo que me refiero.


¿Han conocido alguna vez, seguro que si, a personas que viven en su propio mundo, e ignoran que haya otro? Quiero decir, personas que están tan convencidas de que caminan en la verdad, que cualquier indicio, de otra forma de pensar los vuelve paranoicos.


Lo que no vemos, no significa que por eso no exista. Eso, lo tenemos claro. No vemos el aire que respiramos, pero tampoco viviríamos sin el. Tenemos que reconocer, que existe otro mundo, otra manera de ver y de pensar.

“Hubo un hombre llamado Saul en la Biblia que estaba convencido de que servía a la verdad: ese era “su mundo”.


Hubo un hombre llamado Saul en la Biblia que estaba convencido de que servía a la verdad: ese era “su mundo”. Pero mandaba a matar a cristianos, creyendo que estaba sirviendo a Dios! Un día, mientras iba camino a Damasco, en Siria, tuvo un encuentro que lo cambió para siempre.

Dice Hechos 9:1-2 ( leer)
“ respirando amenazas”
“ tenía la intención de llevarse presos a Jerusalén a todos los que pertenecieran al Camino, fueran hombres o mujeres.”Pero un día!!!!!! Ese día llega para todos lo escogidos por Dios!


Relata Hechos 9:3-17 ( leer)
“Saulo tuvo un encuentro poderoso con aquel a quien él perseguía. Descubrió que había un mundo que el no conocía y ese era, el mundo espiritual. Hasta ese momento, el había caminado en el mundo de la religión organizada. Y estaba convencido que era la verdad. Por eso Jesús permitió que Saulo quedara ciego al caer del cabello. Cuando se levantó del suelo, sus ojos naturales no pudieron ver nada a su alrededor, pero el encuentro con Jesús, le había abierto los ojos espirituales”

Después de esto vale decir que sin dudas EXISTE OTRO MUNDO


El Líder se volvió seguidor. Los que lo seguían hasta ese momento, se volvieron los que lo guiaban a él. Pero una vez que Dios hizo lo que quería hacer con Saulo, le fue devuelta la visión , y ya no caminaba por vista, sino por Fe. Y todas sus cartas, y escritos que forman gran parte del Nuevo Testamento, nos hablan de ese “otro mundo “ que el no sabía que existía y al cual solo tenemos acceso cuando nuestros ojos espirituales son abiertos.

Por eso, cuando Pablo está en sus días finales, no tiene en mente otra cosa para pedir por la iglesia, que no sea que sean abiertos sus ojos espirituales. Por esa es la única forma en que podemos descubrir que EXISTE OTRO MUNDO.


Lo marca Efesios 1:16-18
“ no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones.
“ para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria os de espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de el, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que el os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”

“Todo lo que necesitamos saber en esta vida, para vivir seguros y confiados, es conocer la esperanza de nuestro llamado y las riquezas que compartimos como hijos de Dios.”


No podemos tener acceso a ese otro mundo, a menos que le pidamos a Dios que nos ciegue en lo natural, aunque sea por un momento, y alumbre nuestros ojos espirituales. Entonces, y sólo entonces podremos decir: EXISTE OTRO MUNDO, y yo no lo conocía.


Todo lo que necesitamos saber en esta vida, para vivir seguros y confiados, es conocer la esperanza de nuestro llamado y las riquezas que compartimos como hijos de Dios. Que el Señor alumbre los ojos de nuestro entendimiento, más que nunca, en este tiempo. Amén.

*Iglesia Shalom Comodoro

A %d blogueros les gusta esto: