EL LABORATORIO DE DIOS – Por Emiliano Ruiz*

Como se aplica en la medicina para trasmitir una buena noticia primero necesitamos contextualizarnos de la mala noticia. Así que los quiero llevar al origen de todo caos presente y porvenir. Cuando el hombre comió de lo que no debió comer, introdujo un huésped en su ser, llamado PECADO: que es la fábrica de los pecados en el ser humano y  el criterio propio del conocimiento del bien y el mal. A causa de la desobediencia, brota desde su interior una separación, de la vida de Dios. Ese virus, vino a matar la vida Espiritual. Y el pecado como sustancia empezó a enseñorear (vivir) en la naturaleza del hombre. Se introduzco para que sea un huésped y ahora esa naturaleza de muerte se empiece a reproducir y multiplicar en otros seres humanos, hasta el día de hoy.

“Ahora bien, este virus tiene dos elementos corrosivos en el alma, el bien y el mal”

Esa pandemia, se contagia desde el principio hasta en nuestros días, de generación en generación, reproduciendo toda clase de barbaries, síntomas leves o agudos, que van desde una mentira “piadosa” a un asesinato, desde una infidelidad a una guerra. Para esa enfermedad en el alma que fue inaugurada en el huerto No había cura, solo elementos de contención, por eso Dios dio la Ley o mejor dicho los mandamientos. Ellos solo eran métodos disuasivos para gobernar lo ingobernable. Sin embargo, Dios, en su eterna sabiduría, se tomó aproximadamente cuatro mil años para aplicar el antídoto a la humanidad. Millones de días en donde parecía no pasar nada en la tierra, sin embargo, Dios trabajaba en su laboratorio al Cristo que debía inmunizar su creación más preciada, el hombre. ¡Así que una vez que la vacuna llegó a su punto culmine, fue presentada a los hombres Y Se anunció la buena noticia al mundo! ¡Si hay una cura, a esta enfermedad llamada Pecado!

Ahora bien, este virus tiene dos elementos corrosivos en el alma, el bien y el mal:

Y ahí nace el peor de los enemigos invisibles muy difícil de detectar, que es la voluntad.

La voluntad tiene el poder de nublar el juicio y torcerlo, ya que podemos estar haciendo la voluntad del Señor, pero según nuestro criterio y nuestras fuerzas, no según el diseño.

“Muchas veces podemos identificar lo mal que hacemos, pero no el bien que no sirve”

Muchas veces podemos identificar lo mal que hacemos, pero no el bien que no sirve (en términos de Propósito Eterno) Los religiosos de la época eran un claro ejemplo de que hacían mil cosas, bien, cumplían la ley, pero estaban alejados de la realidad de Vida. Porque ellos tenían sus propias interpretaciones de lo que era la voluntad de Dios.

Cristo, fue el antídoto que implosionó, este enemigo que nos convertía en enemigos de Dios y su propósito.

La Cruz solucionó ese Problema, porque Jesús no solamente crucifica en su cuerpo al pecado del hombre siendo el la persona más pura, más justa y santa, llevando a esta enfermedad en si mismo sino que lo que  también crucifica en la Cruz es su voluntad.  Podemos ver que en el Gólgota deja en claro que también tenía una voluntad propia, pero La Voluntad del Padre era lo que gobernaba su vida de manera completa, en tiempo y forma. (En vivo y en directo, sin delay)

 La Cruz no es solamente un Hecho Histórico, sino una realidad Espiritual, este suceso en el cronos dio la continuidad a una réplica Eterna para beneficio del hombre y del propósito Eterno.

“Necesitamos una dosis diaria de la Cruz de Cristo en nuestra vida”

Cristo no solo borro, perdono y sano lo que el pecado produzco en nosotros, levantando todo acta de condenación que había en el hombre por su maldad, sino que nos dejó la Cruz para que podamos acceder a ella constan mente para poder tener la vida que nos permite hacer la voluntad del Padre según su Criterio, no el nuestro-. De esa manera viviremos una Vida que Vence continuamente la pandemia de la iniquidad, el pecado y del voluntariado del alma.

Necesitamos una dosis diaria de la Cruz de Cristo en nuestra vida amados. Esa es la única posibilidad que tiene el mundo para ser sanado de toda impiedad.  Y la Iglesia de mostrar el verdadero evangelio.

Oramos para que esta realidad espiritual se nos revele y nos lleve a vivir más profundo en El y El en nosotros.

Que en este tiempo como generación podamos ocuparnos de conocer a Cristo y a este crucificado. Para experimentar el antídoto que me habilita a vivir plenamente el Diseño Divino.

Pasajes de referencia: 

1 Corintios 2:2

Gálatas 3:2-4

Romanos 5:10-12

Romanos 6:6

Romanos 8:3/Filipenses 2:6-8

Mateo 6:10/ Genesis 2:17

*Líder de Jóvenes de Manantial de Vida de Cordoba Capital

A %d blogueros les gusta esto: