CORONAVIRUS ¿QUE HACEN LOS TEMPLOS Y LAS IGLESIAS?

En medio de la cuarentena por el coronavirus, que cumple buena parte del mundo, grupos religiosos llaman a no acatar las órdenes de cerrar los templos. Usan, de manera especial, las redes sociales para lanzar proclamas en las que aseguran que solo Dios nos protegerá del Covid-19. Evangélicos y cristianos aseguran desconocer quienes son y deslindan responsablidades. 

Desde la existencia misma del ser humano sobre la Tierra, las sociedades, no importa su grado de complejidad o desarrollo, han necesitado lo sobrenatural, un Dios, una religión. Son ellos quienes nos sirven de consuelo ante la fatalidadd, o de faro para echar luz sobre lo inexplicable.

El advenimiento de las sociedades modernas puso al hombre ante una disyuntiva que lo vapuleó: ¿cómo podrían coexistir las creencias religiosas o místicas con el desarrollo de las ciencias, que cuestionaban ciertos ritos y convencimientos.

Por estos días, nuestro país y el mundo asisten al desafío planteado por sectores ultra religiosos hacia la medicina, poniendo en cuestión las decisiones de científicos y gobiernos ante la expansión de la pandemia del coronavirus.

Con mayor o menor intensidad, las naciones del planeta fueron, de a poco, en algunos casos, disponiendo órdenes de guardar cuarentena a sus ciudadanos, un alejamiento necesario para evitar el contagio masivo y la consecuente saturación de los sistemas de salud.

Sin embargo, las redes sociales han sido caldo de cultivo para que proliferen quienes, desde posiciones religiosas fanatizadas, lancen mensajes contrarios, apostando a un ser superior a quien confiar su cuidado, su salud y, en casos, su recuperación.

Así, una de las más difundidas en los últimos días es la campaña  #NoaLaCuarentena, que sostiene la omnipotencia de Dios y de algunas iglesias católicas o evangélicas para luchar contra el temible Covid-19.

Y agregan en las viralizadoras redes que “ni doctores ni científicos. Sólo Jesucristo puede salvarnos del coronavirus”, agitando la idea de concurrir a las sedes religiosas para obtener protección divina ante la pandemia.

Al respecto, Juan Zucarelli, presidente de la Federación de Pastores de la provincia de Buenos Aires y miembro del Consejo Nacional de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), rechazó tales actitudes, a las que calificó como minoritarias y peligrosas.

“Nosotros no estamos de acuerdo, son personas que, para nosotros, no están de acuerdo con el dogma, con la doctrina ni con la Biblia. Y sobre todo con el amor al prójimo, que es lo que predica Jesús, porque si yo me voy a la calle ya no es solamente mi problema, sino que puedo contagiar, puedo dañar a otras personas, y todos tenemos que cumplir la cuarentena como corresponde”, aseguró.

El pastor de la Iglesia Cristo la Unica Esperanza, añadió que “además, las Escrituras nos enseñan a obedecer a las autoridades, nos guste o no nos guste nuestro presidente dijo eso y hay que acatarlo. Incluso le enviamos una carta diciéndole que estamos orando por las personas, por el país, y poniendo a disposición nuestros templos, nuestra gente.

“Yo creo que son grupos sueltos, que no responden a ninguna iglesia en particular, que tienen un concepto de la Biblia con el que no estamos de acuerdo”, finalizó. 

En efecto, y con la firma del presidente y vicepresidente de Relaciones Externas de la federación, Rubén Proietti y Osvaldo Carníval, los evangélicos le manifestaron al presidente: “Oramos para que cese la pandemia del coronavirus y sus efectos devastadores”.

“Oramos por el personal de salud, de las fuerzas armadas, seguridad y por todos aquellas/os que en estos días sirven al prójimo desde sus ocupaciones y profesiones. Pedimos a Dios que los cubra de la enfermedad y les de ánimo y fuerzas renovadas”, agregaron.

A su vez, le transmitieron su apoyo a él y a todo su equipo de funcionarios, “que a cada momento deben tomar decisiones difíciles y bajo presión”.

“Nos hacemos eco de sus oportunas palabras, cuando dijo ‘Dios nos ha dado tiempo’, al mencionar a Dios como el único que puede traernos esperanza. Por esto pedimos a Dios Todopoderoso, que le dé sabiduría, lo sostenga con fuerza sobrenatural y le dé descanso en medio de la tempestad”, señalan, en un claro respaldo a las medidas adoptadas.

A %d blogueros les gusta esto: